Artista de la semana IV (The Strokes)

The Strokes

The Strokes

¿Qué se necesita para triunfar musicalmente en la actualidad -en la escena rock, aclaro-? Descartando que seas una vieja leyenda de décadas pasadas, es difícil para una banda por lo menos, sobrevivir en una industria, donde, en eventos como el otrora glorioso MTV Video Music Awards solamente contamos con la presentación en vivo solo UNA banda de rock -o lo que queda del rock-, dando protagonismo adirectos en mi opinión vomitivas como la de Chris Brown, digna más de un circo que de una entrega de premios musical. O que el artista homenajeado sea nada más y nada menos que Britney Spears. Una industria donde las bandas aclamadas en el mainstream no lo son para la critica o para los rockeros de corazón y viceversa. Luego de la muerte del glam, el heavy, el punk, el grunge, el nu metal y el synth rock, el único bastión que nos queda, es el alternativo/indie. Pero para ver como llegamos aquí, tenemos que viajar a finales de siglo pasado e inicio de éste.

En aquél entonces, el pop martilleaba incesantemente nuestros oídos, mientras que las bandas se abocaban al genero ‘Ska’ (vive No Doubt) y el ‘nu metal’ (con Linkin Park y Korn como máximos exponentes). Nada de guitarras al frente, nada de solos, frescura al género decían algunos -personalmente, para mí, era una puta mierda-. Así aparece en escena, un disco, sencillo, crudo, retornando a lo básico, a darle protagonismo a riffs y solos de guitarra, os hablo, colegas, del Is This It (2001). La critica alabó a The Strokes (homenajeados de hoy), banda neoyorquina compuesta por Fabrizio Moretti (batería), Albert Hammond Jr. (guitarra), Nick Valensi (guitarra), Nikolai Fraiture (bajo) y Julian Casablancas (voz), como los “salvadores del Rock”. El disco, hay que decirlo, abrió las puertas de igual manera a muchas bandas indie como Kings Of Leon, Franz Ferdinand, Artic Monkeys o The Killers, años más tarde.

Julian Casablancas

Julian Casablancas

Volviendo a la pregunta con la que abrí el post: ¿Qué necesita una banda para sobrevivir en la actualidad? Pues un guitarrista principal correcto, que al menos regale un solo decente de vez en cuando (tanto Valensi como Hammond lo bordan muchas veces), una batería que cumpla, un bajo que se haga notar y no sea mera comparsa y principalmente, un vocalista/vocalista carismático y molón, vamos un tío guay -sí, la cuota de gafapastas se cumplió con Chester Bennington, no hay mas- y Casablancas lo es. Si, el tío en un chulo de cuidado, pero tiene un poco de esa personalidad rockera de antaño. Es, el principal culpable del éxito de la banda -de hecho, hasta Angles, era prácticamente, el único compositor-.

Personalmente con The Strokes me ocurre extraño: mientras la critica sube a los altares el Is This It como su mejor álbum; a mi me parece bueno, pero demasiado plano para mi gusto, vamos que todas las canciones se parecen. Mientras del mismo Is This It público y critica flipan con “Last Nite”, “New York City Cops” o “Hard To Explain”; yo aprecio las perlas que se salen del guión como “Tryin’ Your Luck”, “Someday” o “Take It Or Leave It”. Y mientras la crítica poco menos que ha destrozado su último trabajo, Angles, para mí es un disco que marca el camino a seguir de lo que veremos en la escena indie/alternativa en la siguiente década -con riesgo a equivocarme, claro-.

The Strokes

Nikolai Fraiture, Fab Moretti, Julian Casablancas, Albert Hammond Jr. y Nick Valensi

La banda, ha tenido una evolución constante a lo largo de éstos ya 10 años de carrera. Is This It, su carta de presentación, fue un disco fresco, juvenil, que parece producido en un garage. Luego vendría el Room On Fire (2003), el que a opinión personal, es el mejor disco de todos. En este disco, unos Strokes un poco más maduros, nos ofrecen una amplia gama de sonidos, desde un cuasi ‘reggae’ en ‘Between Love & Hate’, hasta ese sonido característicos de guitarras sintéticas en ’12:51′ o ‘The End Has No End’, pasando por un sonido mas agresivo, con un resultado tan notable como ‘Reptilia’, o la tabernera, como me gusta llamarlas, ‘Under Control’.

3 años más tarde, Casablancas y compañía nos ofrecen un albúm, que a mi parecer, pudo haber sido el mejor -de hecho, tiene mi canción favorita- pero sus 16 temas lo hizo demasiado largo y con la sensación de que muchas canciones eran sólo relleno. Os hablo, colegas del First Impressions Of Earth (2006), disco donde la banda se define por fin, tal y como es. Temas de una alta complejidad sonora como ‘Heart In A Cage’, melódicas como ‘Razorblade’ o la que considero su mejor mejor canción hasta el momento: ‘Vision Of Division’. La fuerza que desprende este tema, con todos los integrantes a tope y un solo excelso de Albert Hammond, hizo que el tema fuera directo a favoritos en cuanto lo escuché.

Para analizar el último disco: Angles (2011), hay que tomar en cuenta ciertos factores. En medio de este y el First Impressions Of Eart, hay 5 años, tiempo en que la banda se separó en proyectos independientes, siendo destacado el Phrazes For The Young (2009), disco de Julian Casablancas, que nos mostró la creatividad de Casablancas, sin el encorsetado de una banda como The Strokes. Hay que recordar que Julian es practicamente el único compositor de la banda. Eso hasta el último disco.

En Angles, Casablancas cede la autoría de muchos de los temas a los demás miembros, por lo que tenemos temas tan dispares entre sí.  A destacar el excéntrico sonido cuasi-Queen de ‘Gratisfaction’, la energía en ‘Taken For A Fool’, que podemos decir que es el tema más “Strokes” de todo el disco, el juego de guitarras al inicio de cada fraseo en ‘Undercover Of Darkness’, las voces paranoicas en ‘You’re So Right’, el fresco cuasi-reggae y protagonismo en ‘Machu Picchu’, el sonido “Muse” de ‘Metabolism’ o el ‘Games’, que parece sacado del disco de Casablancas.

Recomendaciones por discografía

  • Is This It (2001)
  1. Alone, Together
  2. Last Nite (of course)
  3.  Tryin’ Your Luck
  4. Take It Or Live It
  • Room On Fire (2003)
  1. Reptilia (yeah, baby!)
  2. 12:15 (Los conocí por esta canción)
  3. Under Control
  4. The End Has No End
  • First Impressions Of Earth (2006)
  1. You Only Live Once
  2. Razorblade
  3. Vision Of Division (yeah, baby, yeah!)
  4. Red Light
  • Angles (2001)
  1. Undercover Of Darkness
  2. Machu Picchu
  3. Taken For A Fool
  4. Games
  5. Gratisfaction

Opinión Personal

Seamos sinceros: No son ni los Rolling Stones ni Led Zeppelin ni Guns N’ Roses, pero vaya que si generaron un revolución en su momento. Que sí, no revolucionaron la música, pero fueron un agradable salvavidas para que no se perdieran viejas costumbres rockeras. Y hoy, me parece que marcan el camino a lo que viene en el género, porque aunque nos cueste aceptarlo, las bandas de grandes estadios cada vez son más viejas, mientras tanto podremos disfrutar de estas, por decirlo de algún modo, “bandas de club”.

The Strokes tienen un excelente perfomance en vivo: saben transmitir lo que escuchas en el disco, aunque modificándolo; los matices que añade Casablancas son bastante buenos, y la verdad las guitarras, tanto de Hammond como de Valensi suenan muy bien. Pero vuelvo y repito: esta es una banda de club, su música no esta diseñada para grandes estadios, como lo podría ser AC/DC -los putos amos de ésto-.

Y como de música va el post, pues toma vídeos, un lujazo con vosotros, y os espero en el Refugio.

Véis por qué me mola tanto este tema?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s